Ají, una planta sagrada de la comunidad Uitoto

Beneficios y propiedades del ají
Beneficios y propiedades del ají

El Ají es un condimento presente en la gastronomía mundial, apreciado por su potencial para sazonar las comidas. Conoce más de este fruto y por qué el ají es una planta maestra.

A continuación te presentamos sus orígenes, propiedades medicinales y cómo puedes tener una planta de ají picante en casa. Te sorprenderá conocer todo el potencial que esconde este icónico condimento.

Uso del Ají en la cultura Uitoto

Los Uitoto viven en la Amazonia de Colombia y Perú, dentro de sus tradiciones se encuentra el uso del ají como planta sagrada. Es común en rituales para la prevención y cura de enfermedades.

También lo usan como condimento de la carne de cacería a la que le otorga un gran sabor. Los Uitoto viven de la agricultura y la pesca. Dentro de sus cultivos, estas plantas abundan en sus diferentes clases. Algunas variantes que se encuentran en Colombia son los picantes y los Regina.

Por sus valores culinarios, es apreciado por los Uitotos, pero también por muchas otras culturas del mundo.

  • Nombre científico: Capsicum annuum para la variedades de sabor suave. Por su parte, Capsicum chinensis es el nombre científico para las variedades más picantes.
  • Otros nombres: Dependiendo del área geográfica, se le puede encontrar como páprika, pimiento, chile o pimiento morrón, ají morrón, ají dulce o simplemente chile.
Conoce las características del ají
Conoce las características del ají

Ají para uso ritual

Muchos pueblos indígenas lo usan en sus rituales de curación para la gripa y problemas mentales. Además de curar enfermedades, tiene el poder de ahuyentar los malos espíritus.

Dentro de la cultura Uitoto se cree que al principio, los dioses crearon la Ayahuasca o yagé, la albahaca, tabaco, coca, ají y muchas otras plantas sagradas.

Según sus creencias, es un fruto que sirve para sacar las enfermedades del cuerpo. Para ellos, la enfermedad es basura que está dentro del cuerpo pero que no pertenece a él y debe ser expulsada.

Historia

Se originó en los Andes de América unos 4 milenios atrás. Los indígenas descubrieron sus propiedades como condimento y lo incorporaron a todas sus preparaciones como una especie infaltable en la cocción de la carne de cacería. Luego se fue expandiendo por todo el continente gracias a los pájaros que extendieron sus semillas por donde pasaban a través de sus excreciones.

Con la llegada de los españoles al continente americano, se produjo el traspaso entre culturas. Colón lo llevó a la reina, proponiéndolo como un sustituto de la pimienta. Desde entonces fue muy bien recibido. Aunque era un condimento fuerte que irritaba la mucosa bucal, los españoles aprendieron a tolerarlo y lo adoptaron como condimento común en la gastronomía española e India.

Por otro lado, cuando los monjes húngaros lo probaron no se sintieron muy agradados por su picante, así que desarrollaron nuevas especies más dulces. Es así como en Europa y el resto del mundo se comenzó a disfrutar de un ají más suave pero con un gran potencial para dar sabor y gusto a las comidas.

Propiedades medicinales

Hoy sabemos que los indígenas no estaban equivocados y que esta planta se merece un lugar privilegiado en nuestra lista de remedios naturales. Contiene capsaicina una sustancia que irrita el paladar de los mamíferos pero que tiene el poder de calmar la lumbalgia y la diabetes. En algunos estudios llevados en Reino Unido se concluyó que podía ayudar en la curación del cáncer atacando las células cancerígenas sin afectar el resto del cuerpo.

También es útil para mejorar los estados depresivos debido a su composición química, es rico en hierro, vitamina C, ácido ascórbico, potasio y magnesio. Por estos componentes, también es una fuente de energía para el organismo.

Tiene muchas propiedades aún desconocidas para muchos entre las que podemos mencionar:

  • Calma la gripe
  • Alivia los dolores intestinales
  • Desinflama los músculos
  • Cicatriza y sana la piel de picaduras
  • Regula la circulación sanguínea y previene la trombosis

Características de la planta

Esta es una planta herbácea pequeña perteneciente a la familia de las solanáceas que todos podemos tener en casa. No resiste las heladas por lo que se da mejor en las zonas tropicales. De la planta solo se aprovechan sus frutos.

Cómo cultivar ají picante en casa

Los ajíes picantes nos brindan una sensación muy fogosa en nuestra boca. Para algunos es lo mejor, como en el caso de los turcos y los mexicanos, amos del picante en el mundo. En Perú se incluye hasta en sus preparaciones dulces.

Los puedes cultivar en el jardín o balcón de la casa pero con mucho cuidado de que el agua del riego escurra fácilmente. Si se estanca el agua, la planta se seca. Es conveniente agregarle abono orgánico a medida que crece para aumentar el aporte de nitrógeno y otros nutrientes.

Para cuidar las plantas de los insectos, rocía las hojas con agua jabonosa y coloca algunos papeles adhesivos para atrapar las mosquitas.

Disfruta del Ají en tus comidas, la especie sin picante es adecuada para los paladares menos arriesgados. Mientras que el picante es un placer que siempre estará vivo en nuestras tradiciones.