Historia y tradiciones de la Cultura Chimú

características de los chimu

Los chimú fueron un pueblo precolombino que floreció entre los años 1000 y 1470, luego de que la cultura de los mochicas desapareciera definitivamente. Esta es una de las culturas costeras, de toda la zona precolombina y andina en América, que obtuvo más prosperidad al pasar de los años.

Esta civilización asentó sus bases en los actuales departamentos de Tumbes y Lima, en las costas del norte del hoy conocido Perú. Finalmente fueron derrocados por el imperio inca poco antes de la llegada de los españoles.

Cultura

Esta civilización desarrolló diferentes manifestaciones culturales a lo largo de los años, entre las cuales destacan la elaboración de textiles. Los elaboraban a base de rebaños de animales como la alpaca y la llama. También usaron el algodón.

Los chimú adornaban sus textiles con sus propios accesorios y decoraciones, las cuales se hacían a partir de placas de metalurgia o de plumas. Tejían franelas desmangadas, ponchos, túnicas ceremoniales y taparrabos.

Se basaron de materiales como el cobre, plata, bronce arsénico y el oro, para someterlos a algunos procesos y lograr crear hermosas piezas ornamentales. La mayoría de accesorios creados por medio de la metalurgia iban directamente dirigidos a las personas de la elite, aquellas que conformaban los del rango más alto. También fabricaron utensilios como copas, platos, adornos decorativos, joyas, entre otros.

Al igual que la mayoría de las civilizaciones costeras del antiguo Perú, resalta entre sus manifestaciones culturales la cerámica. La cual también usaban con fines religiosos y doméstico, pero principalmente se usaron para cumplir objetivos ceremoniales. Los chimú fabricaban coronas, alfileres, brazaletes, cuchillos, recipientes y vasos a base de cerámica, siendo esta una de sus mayores especialidades.

Vasija geminada Chimú
Vasija geminada Chimú

Economía de los chimú

Su economía consistía en tres complementos y actividades base; la artesanía, en la cual eran sumamente buenos, ya que podían basar sus obras en textiles, cerámicas o metales. Gracias a que los chimú dominaban los procesos metalúrgicos, podían hacer artesanías que combinaran los tres materiales en uno solo sin ningún problema.

Además de ser una comunidad artesanal, se destacaron en gran medida por su agricultura, al igual que otras civilizaciones, lo chimú contaban con un sistema de acueductos, que utilizaban estrategias de ingeniería hidráulica para poder desembocar en represas a gran escala. Muchos de los canales con los que contaban fueron herencia de la civilización mochica, estos sistemas les permitieron realizar cultivos de gran escala.

De la gran gama de productos que se encargaron de cultivar destacaban el cultivo guanábana, zapallo, maíz, frijol, ciruelo del fraile, algodón, palta y maní, siendo estos los cultivos más provechosos.

La pesca también fue una gran actividad para ellos, se dice que los chimú obtenían presas acuáticas como los choros, caracoles, almejas, mariscos y gran cantidad de peces de distintas especies. Implementaron herramientas como los caballitos del totora, con estos podían conseguir ir mucho más allá de las orillas. Esto les permitía llegar a la parte más extensa y profunda del mar para así obtener una buena pesca.

Vasija como representación de una vivienda Chimú
Vasija como representación de una vivienda Chimú

Religión

Esta civilización no creía expresamente en algún dios, no tenían, sin embargo entregaban su devoción y adoraban a la bella luna.

La razón por la cual los chimú consideraban a la luna un símbolo de devoción se debía a que esta influía en el movimiento de la marea. También notaron que estaba relacionada al crecimiento y fertilidad de las plantas, por lo cual le eran sumamente agradecidos. Debido que a la existencia de la luna, los chimú podían gozar de un cultivo fértil en la mayoría de sus etapas.

Organización socio política

En el ámbito político, encontramos que la civilización chimú era gobernada por la máxima autoridad Chimú Capac, quien más que la autoridad suprema era como una divinidad entre los habitantes.

Se dice que los gobernantes de la civilización chimú fueron como mínimo diez, pero de esos solo conocemos a cuatro de los gobernantes de la elite. Políticamente, eran aristocráticos y clasistas, los de debajo de la jerarquía, el pueblo, debían ofrendar tributos a los gobernantes. Dichos tributos eran entregados en productos o trabajo que ofrecían los del pueblo.

Cerámica Chimú
Cerámica Chimú

Jerarquía social

Tenían un orden jerárquico divido en cinco clases sociales, cada una de ellas con sus trabajos específicos asignados. En el tope de la pirámide nos encontramos con los Chimu Capac, que como se mencionó anteriormente en el ámbito político, eran considerados prácticamente una divinidad. Habitaban en grandes y lujosos palacios pertenecientes a la capital del pueblo, la ciudad de Chan-Cham.

Los Chimú Capac eran grandes señores que transitaban rodeados de una numerosa corte y eran servidos por la clase social baja, estos estaban a cargo y podían controlar los aspectos militares, religiosos y políticos.

Debajo de los Chimú Capac, se encontraban los Curacas, que a pesar de no ser el tope, también formaban parte de la población de alto nive. Estos miembros de la nobleza y jefes locales, controlaban y vigilaban las acciones de los habitantes pertenecientes a su localidad. Los Curacas también eran propietarios de grandes extensiones de tierra.

En el centro de la pirámide tenemos a la clase media alta, si bien no tenían tanta autoridad, este grupo no carecía de beneficios ofrecidos por los de debajo de la jerarquía. Los pertenecientes a este grupo obtenían privilegios de las tierras fértiles y vivían con más comodidades, eran llamados los de tercera clase media alta.

A esta clase le seguían los artesanos, comerciantes, pescadores y agrícolas, es decir la masa de población mayoritaria, los campesinos; quienes cumplían con las labores de desarrollar sus debidos papeles y ofrecer de vez en cuando sus servicios agrícolas o artesanales a las clases superiores.

En la base de la pirámide Chimú encontramos a los sirvientes, quienes se desempeñaban trabajando para las dos clases más altas, los Chimu Capac y los Curacas.