Usos y propiedades del cuarzo rosa

El cuarzo rosa es muy popular en la joyería por su belleza pero también es un amuleto con gran poder espiritual.

En muchos lugares se conoce como la piedra del amor. En esta entrada te traemos todo lo relacionado con este hermoso cristal, su significado y cómo usarlo.

¿Qué es el cuarzo rosa?

Los cuarzos rosas están compuestos por una combinación de acero o manganeso y titanio, lo que produce un suave tono rosado.

Pertenece a una de las variedades de cuarzo más abundantes y conocidas del mundo.

Podemos encontrarlo en diferentes tonalidades que van del rosa más fuerte, pasando por el conocido rosa suave hasta llegar al color melocotón.

Por su belleza, se usa en joyería, ropa y como accesorio decorativo.

Significado espiritual

Se relacionan principalmente con el amor. Simbolizan la ternura, la paz y la sensualidad.

Sirven para atraer el amor y fortalecer las relaciones.

Regálalo a quien necesite sanar heridas emocionales y de esa forma también establecerás una conexión más fuerte con esa persona.

Tiene el poder de atraer el alma gemela, por lo que está recomendado para las personas solteras que sueñan con encontrar el amor verdadero.

Propiedades del cuarzo rosa

El cuarzo rosa es reconocido por sus poderes para favorecer y encontrar el amor, pero estas no son las únicas bondades que ofrece.

A continuación te mostramos la lista de las propiedades espirituales y terapéuticas del cuarzo rosa:

  • Facilita la expresión de los sentimientos, en especial a las personas que les cuesta decir lo que sienten
  • Sana las heridas causadas por el desamor
  • Fortalece las relaciones de pareja, amistad y familiares
  • Aleja las energías negativas del ambiente
  • Refuerza el autoestima y el amor propio, ayudando las personas a tener más seguridad
  • Neutraliza el efecto de las ondas electromagnéticas
  • Potencia el deseo de amar

El cuarzo rosa es uno de los más populares dentro de los cristales de cuarzo, es por eso que en nuestra tienda ofrecemos varios productos relacionados para que puedas aprovecha cada uno de sus beneficios. Llévalo contigo y obséquialo a tus seres queridos para encontrar el amor de pareja y reforzar el amor propio.

¿Cómo usarlo?

Colócalos en el dormitorio para conciliar el sueño más rápido, tienen efectos relajantes y liberadores de estrés.

Por su poder para calmar el ambiente, se recomienda en la habitación de los niños para alejar las pesadillas y conseguir un buen descanso

Sitúalo sobre la mesita de noche para restaurar el amor de pareja y estimular la creatividad en el ámbito sexual.

Dormir junto a la piedra te ayuda a ganar confianza en ti mismo y recobrar la armonía en tu vida.

Como amuleto lo puedes llevar contigo, en nuestra tienda tenemos una gran variedad de accesorios con cuarzo rosa. Están diseñados para que los lleves a donde vallas y que su poder protector te cubra en tu día a día.

Te recomendamos llevarlo junto al corazón para atraer el amor y protegerte de la tristeza.

¿Cómo limpiarlo y activarlo?

Al limpiar el cuarzo lo liberas de las energías negativas que pudo haber recibido cuando entró en contacto con personas negativas.

Recuerda limpiarlo cuando lo compres porque no sabemos en qué manos ha estado y es necesario liberarlo de cualquier energía que puedo haberlo afectado.

No basta con quitarle la suciedad y el polvo acumulado. Cada vez que se expone a ambientes cargados de negativa recibe toda esa energía y su poder se anula.

Para desechar las energías acumuladas colócalo dentro de un vaso con sal marina. Cúbrelo completamente y déjalo allí durante 24 horas. Al cabo de este tiempo, retíralo y limpia con un paño suave.

Una vez que lo has limpiado, podrás activarlo para que recobre todo su potencial energético.

Al igual que la mayoría de los cuarzos, el rosa se carga mediante la exposición a la luz de la luna.

Para cargarlo de nuevas energías, colócalos junto a la ventana durante la luna llena, también puedes hacerlo en la menguante y conseguir el mismo efecto.

Recuerda que no debe recibir los rayos del sol, por lo cual debes retirarlos antes del amanecer.