Aviva tu lado espiritual con estos tipos de meditación

Descubre los diferentes tipos de meditación y atrévete a realizar uno
existen distintos tipos de meditación y hoy te vamos a mostrar cuáles son.

Relajarse y meditar es completamente natural en el ser humano, siempre buscamos paz espiritual y de alguna manera, la meditación nos libera.

Pero no es solamente la meditación básica la que hace que nos relajemos. No es solamente repetir la palabra “om” y ya.

No solamente te colocas en posición de indio a imaginar monedas que suben y bajan mientras respiras. La meditación va mucho más allá. De hecho, existen distintos tipos de meditación y hoy te vamos a mostrar cuáles son.

 

Descubre los diferentes tipos de meditación y atrévete a realizar uno

Meditación de sonido primordial:

Este es uno de los tipos de meditación más particulares, porque es una técnica de meditación basada en mantras.

Un mantra es una frase repetida que ayuda a llegar al estado de relajación. No es una frase al azar, son sonidos sagrados que los antiguos sabios usaban para su práctica meditativa.

Este tipo de meditación es ideal para aquellas personas que buscan una estructura a la hora de meditar.

Meditación Vipassana:

Se conoce normalmente como meditación del insight y permite ver las cosas con mayor claridad.

Es una práctica de meditación budista bastante tradicional, que se emplea normalmente en occidente. Enfatiza la conciencia de la respiración y se centra en etiquetar pensamientos de experiencias.

Cada vez que viene un recuerdo, es mejor dejarlo pasar y no emitir ningún tipo de juicio sobre él.

Meditación Zen:

Zen significa “meditación sentada”. Muchas personas se imaginan a alguien sentado con las piernas cruzadas y los ojos cerrados. Esto no ocurre aquí.

Aunque este tipo de meditación también puede centrarse en la respiración y en visualizar los pensamientos y experiencias del medio ambiente, existe una gran diferencia con las demás.

La clave para la diferenciación es que se hace énfasis en la respiración desde el vientre y no desde la nariz. La postura también es una gran diferencia, es más estricta en la meditación Zen. Poniendo con especial atención en la columna recta y las manos colocadas en una posición especial sobre el vientre.

Los ojos siempre estarán abiertos, con una mirada baja. La meditación Zen se recomienda para aquellas personas que ya tienen una experiencia previa.

Meditación trascendental:

Este es uno de los tipos de meditación más elevados, debido a que su origen se remonta en la antigua India. Cada persona posee un mantra especial, según sus vibraciones para calmar la mente.

Meditación Chakra:

Un chakra es un centro de energía en el cuerpo y nosotros tenemos 7 de ellos. Cada uno se ubica en una zona diferente. Se les asocia a un color, sonido o propósito energético.

La meditación del chakra puede ser bastante potente, en especial cuando se enfocan y se conectan con un elemento tanto en el cuerpo físico como en el espiritual.

En las meditaciones chakra utilizan el sonido, la colocación específica de las manos y las distintas técnicas de visualización para conectarse con los chakras y sus energías curativas.

 

El mundo de la meditación es bastante interesante y existen más tipos de meditación. 

¿Tú meditas? Cuéntanos qué tipo de meditación usas tú.