¿Qué es la envidia, cómo detectarla y protegernos de ella?

como controlar la envidia

La envidia es un sentimiento de incomodidad por lo que otro tiene y sentimos que deberíamos tener también. Hace mucho daño a quien la sufre pero también a la persona que tiene lo que él desea para sí.

En esta entrada vamos a definir ese sentimiento que llamamos envidia y que daña el alma de quien la siente. También vamos a dar las claves para detectarla y combatirla si la llegáramos a sentir. Finalmente te presentamos algunas sugerencias para protegerte de las agresiones del envidioso y los amuletos contra el mal de ojo que no protegen de las miradas malintencionadas.

¿Qué es la envidia?

La envidia es el deseo por las cualidades, logros o bienes de otra persona. También se aplica al resentimiento que algunos sienten acerca de lo que han logrado los demás.

Es común que las personas envidian las glorias de los demás, sus bienes materiales, Los lujos en los que vive, su pareja, los viajes, nivel de estudios y tipo de trabajo. Llegamos a sentir envidia por aspectos tan aleatorios cómo el color de ojo o la forma de los cabellos.

Es un mal que afecta a las dos partes. Por un lado, causa sufrimiento en la persona que ansía lo que ve en los demás y por el otro, puede afectar a la persona que posee lo que el otro le envidia.

En ocasiones el envidioso decide causar daños directos destruyendo el objeto envidiado para luego disfrutar del sufrimiento de la persona que lo pierde. Pueden albergar tanto odio en sus corazones que no soportan ver que la persona tenga lo que quiere y dedica sus esfuerzos a tener un objeto similar o eliminar el que desea. Si no puede conseguirlo, puede llegar a causar maleficios a la persona para verle sufrir y no seguir siendo testigos de su felicidad.

Está presente en todos los ámbitos del quehacer humano. Es inevitable que lleguemos a sentir envidia y de la misma forma, a todos nos envidian aunque no tengamos grandes riquezas.

¿Cómo detectarla?

Sabemos que la sentimos cuándo percibimos que es injusto que alguien tenga algo y nosotros no. Sentimos como si la vida le otorgará glorias que nos niega a nosotros.

Hay ocasiones en las que el envidioso no se da cuenta de lo que está sintiendo. Se justifica diciendo que le parece que un determinado acto es una injusticia, pero el mismo se puede dar cuenta de su error por el sufrimiento que le causa su modo de pensar.

¿Cómo dejar de ser envidiosos?

La forma de dejar de sentir envidia, es entender que los bienes que poseen los demás no le dan la felicidad. Solo son atribuciones que le ha dado la vida y que nos los da a todos en diferentes formas y medidas. No hay injusticias, simplemente así es la vida.

Además de esto debemos ser agradecido con lo que tengamos, sea mucho o sea poco. Es por esto que hay pobres qué son más felices qué muchos ricos.

Si quieres controlar tus sentimientos de envidia recuerda que la clave de la felicidad está dentro de nosotros. No existe dinero, éxito o belleza que pueda comprar tu propia felicidad.

¿Qué hacer si nos tienen envidia?

Lo primero que debemos hacer es entender que el envidioso es una persona infeliz. Sufre de una neurosis qué le hace pensar qué necesita lo que nosotros tenemos. Tiene una sensación de vacío que nunca podrá llenar, incluso si consigue lo que quiere.

Luego de comprenderlo, debes perdonar a esa persona, pues sufre de una característica común de la raza humana. Es una persona que se siente inferior y que de cierta forma necesita mucho amor.

Continúa tu vida y no le des mucha importancia a sus acciones. Pero es importante que recuerdes qué el envidioso es una persona en la que no se puede confiar, así que lo más recomendable es que te mantengas alejado de él.

Amuletos para protegerse de la envidia

Como dijimos anteriormente, cuando poseemos el objeto del deseo del envidioso podemos ser víctimas de sus ataques.

Quizás hayas oído o sufrido de mal de ojo. Por lo general, este proviene de la mirada de personas envidiosas con energías densas que con solo vernos son capaces de turbar nuestro camino.

A continuación te presentamos una lista de amuletos para protegerse del mal de ojo qué te pueden ayudar si estás lidiando con algún envidioso:

  • Cinta roja: este es el amuleto universal y más conocido para protegernos contra las energías negativas. Enrolla una cinta roja alrededor de tu muñeca izquierda y esta actuará absorbiendo y transmutando la energías que están a tu alrededor.
  • Mano de Fátima o Hamsa: nos protege contra el mal de las personas envidiosas. Llévalo contigo en forma de colgante o pulsera para protegerte del mal de ojo y de las malas energías del ambiente.
  • Ojo turco: este es el talismán más adecuado para protegernos de este mal. El ojo turco de color azul es el más indicado para protegernos de la envidia.
  • Ojo de Horus: procedente del antiguo Egipto, es un grandioso protector contra las energías negativas.
  • Azabache: tiene la propiedad de absorber las malas energías y reforzar nuestra salud. Es por esto que en algunos países se suele colocar una cinta roja con un azabache en la mano izquierda del bebé recién nacido.
  • Malaquita: dentro de todos los cuarzos, la malaquita está especializada en protegernos contra el mal de ojo y alejarnos de la negatividad.
  • Cuarzo Rosa: funciona como un protector de la ira de los demás, pero además no ayuda a estar más serenos y en paz con nosotros mismos.

Con estos amuletos contra la envidia y el mal de ojo podemos sentirnos seguros aunque estemos rodeados de personas con energías densas. En nuestra tienda ofrecemos una gran cantidad de amuletos y talismanes con poder protector. Llévalos contigo a todos lados y regálalos a tus seres queridos para cuidar sus caminos.