Según muchas investigaciones, se ha demostrado que la acupuntura tiene la posibilidad real de aliviar el dolor.

Los investigadores no terminan de comprender el efecto de la acupuntura, pero creen que podría ayudar a la actividad de químicos que alivian el dolor en el cuerpo.

También puede afectar la manera en la que se liberan las sustancias químicas que se encargan de regular la presión arterial y el flujo de la sangre.

Pero… ¿Qué es acupuntura? La acupuntura es la técnica de posicionar o introducir agujas alrededor de zonas determinadas en tu cuerpo. Así puede aliviar ciertos dolores o enfermedades. Esto activa neurotransmisores que manda tu cerebro a tu cuerpo en el momento en que es aplicado el tratamiento.

La acupuntura como método sanatorio

La acupuntura, la electroacupuntura y otras técnicas que están relacionadas con el tratamiento para aliviar el dolor, procede de raíces milenarias, que vienen de la medicina tradicional en China. Actualmente, se emplean distintos métodos bajo el término de acupuntura y podemos encontrarlos de la siguiente forma:

  1. Acupuntura: consiste en el empleo de varias agujas, como dijimos anteriormente, que son metálicas sobre algunos puntos en tu cuerpo completamente especiales para la realización del mismo.
  2. Terapia de puntos gatillo: es la infiltración superficial de puntos reactivos en la piel.
  3. Electroacupuntura: se trata de la aplicación de corrientes eléctricas especiales sobre agujas de acupuntura.
  4. Auriculoterapia: es la estimulación de puntos determinados reflejo del pabellón auricular.

Actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS), promueve el desarrollo de la acupuntura. Esto lo hace desde un nivel práctico como fundamental para investigación.

Los fundamentos de la acupuntura tradicional son en base a la paleomedicina.

Esta se ha mantenido por muchos siglos, por la frecuencia y constancia de sus efectos. Las teorías de la acupuntura o, realmente, de la medicina china en general, son anteriores a la existencia del método científico. Por consiguiente, su metodología viene de la observación y son 100% comprobables. Según esto, el valor fundamental de nuestra actividad física, se denomina “Quí” (energía), un elemento que no se puede ver. En occidente lo llamamos “fuerza vital”. El “Quí” recorre todo nuestro cuerpo a través de unos canales llamados “meridianos”.

Las agujas metálicas se introducen en el proceso de la acupuntura, que corresponden a estos canales ya mencionados denominados “meridianos”, por donde circula la sangre. La acupuntura utiliza agujas metálicas bastante finas y pulidas, de diferentes tamaños, longitudes o calibres, también dependiendo de la zona que se vaya a puntuar específicamente. Son completamente desechables. Nunca debe colocase la misma aguja a otra persona. Esto puede ocasionar que la persona se enferme debido al contagio a traves de la aguja. Las medidas de estas agujas pueden variar, hasta 8 y 10 pulgadas. Lo natural es manejar agujas de 1 a 3 pulgadas.

En una sesión de acupuntura, se pueden utilizar varias agujas dependiendo del caso. Después de la inserción, la cual es prácticamente indolora, se procede a la manipulación acupuntural. Esto consiste básicamente en los movimientos de vaivén y rotación, hasta que los tejidos llegan a impedir que siga rotando. Estos movimientos buscan provocar la “sensación acupuntural”, la cual también es llamada “Deqí”. Después de esta sensación, se hacen maniobras repetidas sobre las agujas que pueden ser de manera eléctrica o, también, se calientan con una técnica que se denomina moxibustión.

Existen pruebas, cada día más abundantes, sobre la eficacia y seguridad de estos tratamientos de acupuntura. Sobre todo en el dolor que se considera crónico de afecciones como, por ejemplo: la artrosis, lumbalgia, cervicalgia, el síndrome de dolor miofascial, la epicondilitis, la omalgia, la cefalea y la dismenorrea.

Una sesión de acupuntura, por lo general no supera los 40 minutos. Por lo general, con media hora ya estás listo, debido a que, el exceso de estimulaciones muy repetidas y mantenidas en el tiempo, de más de una hora, puede llegar a ocasionar reacciones contraproducentes en las personas (hiperalgesia).

Efectos secundarios de la acupuntura

La acupuntura también tiene efectos secundarios, debido a que en el momento del proceso te encuentras realmente muy relajado. Eso no quiere decir que, cuando salgas del tratamiento de acupuntura, ya no lo vas a estar. Todo lo contrario, esta relajación puede llegar a durar horas y hasta días. Esta sensación de sueño hace que pierdas el foco de atención muchas veces. Por ello lo recomendable es guardar reposo después de una sesión, por lo menos 1 o 2 días, para evitar cualquier tipo de accidentes por somnolencia.

Muchas personas también pueden llegar a sentirse extremamente sensibles, como cuando a una mujer le llega el periodo y tiene cambios en su comportamiento debido a la carga hormonal que presenta.

Bueno, algo parecido pasa con la acupuntura, debido a todo el movimiento en tu organismo y la alteración de las hormonas, puedes llegar a llorar desaforadamente y realmente no saber por qué estás llorando.

Según los orientales, esta conducta es realmente bastante buena, debido a que descargas toda la energía en ese llanto acumulado que tenemos y en algún momento no dejamos ir.

De hecho, se cree que nuestras emociones se encuentran en un contenedor, el cual, si se encuentra lleno, cualquier situación de estrés hará que se desborde, porque… realmente a todos nos ha pasado alguna vez que explotamos por un problema mínimo, pero que fue “la última gota que desbordó el vaso” y eso es, justamente, porque nos guardamos los sentimientos.

Después de este periodo en donde liberas tus emociones, los pacientes pueden durar 2 o 3 días con ello y luego vivir mucho más contentos.

Para aquellos que tienen dolores agudos, la acupuntura es bastante eficiente para aliviarlos, es bastante probable que se cure por completo el dolor padecido. Por otro lado, las personas que tienen dolores crónicos o sufren de alguna enfermedad dolorosa, la acupuntura puede ayudarlos de forma provisional debido a la fuerza de dicha enfermedad.

La acupuntura siempre será una forma de tratarse bastante inusual, pero no debemos temer a hacer cosas nuevas, todo lo contrario, debemos experimentar cualquier cosa que le vaya a traer beneficios a nuestro cuerpo.

¿Ustedes ya tuvieron una experiencia con la acupuntura? Cuéntenos como fue.