Actitud zen en tu hogar y lograr la armonía en tu casa

filosofia zen para el hogar
lleve la energia zen a su hogar y encuentre paz

Tener una actitud zen tiene un significado muy amplio, que no necesariamente es igual para todo el mundo. Descubre más sobre el Zen.

La actitud zen puedes proyectarla hacia cualquier parte de tu vida, incluso en el lugar más importante que tienes. ¡Tu hogar!

El zen es un estilo de vida basado en el budismo, que trae para ti la oportunidad de sumar a tu vida armonía y tranquilidad. Dale claridad y armonía a tus espacios, llevando la actitud zen a la decoración de tu hogar. Tu casa es tu templo donde habitas diariamente y es importante que tengas un buen ambiente donde descansar y convivir diariamente.

Descubre cómo tener el zen en tu hogar.

Como te mencionamos al principio la actitud zen varia de una persona a otra. Algunas consideran que tener los espacios abiertos y prescindir de objetos innecesarios, es clave para lograr la armonía y tranquilidad. Otros ven la decoración oriental como un ente pacificador y nivelador en cuanto a energías se refiere.

Pero visto desde el punto que sea, llevar la actitud zen a tu hogar significa, crear un espacio tranquilo y armónico sin decorarlo demasiado. Recuerda que la decoración de tu hogar la verás diariamente e influirá en tu manera de ver las cosas.

Sigue estos pasos para que logres llevar la actitud zen a tu hogar

Simplifica

El primer paso para llevar el zen a tu hogar, es eliminar los objetos innecesarios de la vista.

Muchas personas se vuelven acumuladoras y mantienen cosas que realmente no necesitan.

La idea es limpiar los espacios de cosas innecesarias y no sobrecargar el ambiente.

Manteniendo el hogar limpio, claro y armónico.

Mantén la sencillez.

Apuesta por los muebles sencillos y bonitos. No necesitas muebles lujosos o que llamen la atención.

La idea es que te sientas cómodo en ellos.

Inspírate en la naturaleza.

Cuando hablamos de la inspiración en la naturaleza, te pedimos que la hagas parte de tu hogar, a través de colores o diseños o texturas.

Crea tu decoración utilizando elementos de la naturaleza tales como: madera, piedras, mimbre, bambú, plantas y fuentes de agua.

Otórgale luz y calma.

Decora tu hogar con colores claros y neutros. Elimina los excesos

Limpia los rincones de tu casa de elementos de distracción.

Logra bienestar para tus sentidos.

Como te dijimos anteriormente tu hogar es tu templo. No se trata que elimines todo y estés en completa carestía.

La actitud zen en tu hogar supone que cada elemento que contenga, sea agradable a tus sentidos. Que disfrutes cada espacio de tu hogar y que logres conectarte con ellos de manera armónica. No necesitas cambiar  todo el estilo de tu casa, puedes empezar consintiéndote con tan solo un espacio. Ese rincón que traerá un momento de tranquilidad a tu mete y espíritu.

Muchas veces entramos en ambientes donde nos sentimos recargados, porque el espacio es reducido y siempre las energías se acumulan. ¡No necesitas esto en tu hogar! tan solo con disponer de un espacio que te brinde tranquilidad y paz interna es suficiente.

¡Únete a la actitud zen y llévala siempre contigo!