Los Olmecas, la cultura mesoamericana más antigua

características de los olmecas

Hoy vamos a hablar de los Olmeca, la civilización más antigua de Mesoamérica y de la que se cree las civilizaciones sucesivas heredaron costumbres y tradiciones como sacrificios, rituales y la creación del calendario mesoamericano.

Los olmecas son considerados los antecesores de todas las culturas mesoamericanas, vivieron en México entre los 400 y 1200 años antes de nuestra era. Sus actividades comerciales se extendieron hasta Centroamérica. Se caracterizaron por sus complejos arquitectónicos, esculturas monumentales y juegos de pelota.

Aun desconocemos gran parte de la historia de los olmecas, por lo que su pasado continúa siendo un misterio para nosotros. A falta de hallazgos arqueológicos no podemos saber con exactitud, cuáles fueron sus orígenes y las zonas geográficas que ocuparon. Pero si tenemos registros escritos sobre sus prácticas religiosas y dioses.

Historia de la cultura olmeca

El florecimiento de la cultura olmeca se dio a partir del afincamiento de la agricultura de maíz y frijol. Los olmecas supieron aprovechar las ventajas que ofrecía el golfo de México junto a terrenos bien abonados. Aprovecharon también algunos animales que ofrecía.

Todos los centros arquitectónicos están construidos bajo una exhaustiva planeación. Podemos ver la organización bilateral de los edificios y el trabajo minucioso de diseño puede evidenciar especialmente en los centros religiosos.

El centro urbano más antiguo es San Lorenzo el cual tuvo un alto nivel de prosperidad hacia el 1000 antes de nuestra era debido al control de las inundaciones que lo situó por encima de otros centros con mayores dificultades. En este centro se encontraban muchos montículos, una cancha de juegos de pelota, talleres y el Palacio Rojo.

Otra ciudad importante fue la venta, la cual floreció después del decaimiento de San Lorenzo, llegando a los 18000 habitantes. En esta se construyó la primera pirámide de Mesoamérica. Aquí se evidencia un minucioso trabajo arquitectónico, pues podemos ver como los edificios se erigían alrededor de un eje norte sur protegidos por cuatro cabezas gigantes que miran hacia afuera como si estuvieran vigilando el complejo.

Muchos de los monumentos y edificaciones de la Venta y San Lorenzo fueron destruidos sistemáticamente alrededor del 400 antes de nuestra era.

Jaguar cultura olmeca
Jaguar cultura Olmeca

Comercio

El comercio incluía piedras como la obsidiana, el jade y  la serpentina, además de productos como mica, hule, cerámica, plumas y espejos pulidos.

Religión

Aunque no tenemos todos los detalles sobre su religión,  sabemos que sentían a la naturaleza como una deidad, con especial respeto al cielo, la tierra y el inframundo. Es por esta razón que sentían devoción por los cerros El Manatí, Chalcatzingo y Oxtotlitán, pues creían que por sus cuevas y manantiales eran una forma de conectar con el cielo y el inframundo.

Sabemos que cada uno de los dioses de los Olmecas representaba un carácter de la naturaleza, tenían un dios para la lluvia, la tierra y el maíz.

Tenían la creencia de que los animales que se encuentran en la cima de la cadena alimenticia eran sagrados y que al morir, los gobernantes más poderosos se convertirían en uno de ellos. Entre estos animales podemos mencionar los caimanes, serpientes e incluso animales. Por su parte los jaguares y las águilas eran los animales más poderosos.

Los sacrificios humanos eran en si un acto de majestuosidad por parte del sacrificado. Lo cual significaba que daba su vida por el honor de la cultura y para el agrado y la complacencia de los dioses.

Plantas rituales

Los alucinógenos fueron usados desde la antigüedad como una forma de conectar con los dioses. Debido a la creencia olmeca de que los sacerdotes tenían visiones a través de las cuales podían ver la cara del próximo gobernador.

Posiblemente fueron visiones logradas a través de plantas alucinógenas. Una práctica muy arraigada en las culturas indígenas, para quienes los alucinógenos con un medio para conectar con la divinidad.

Arte Olmeca

Las cuatro cabezas colosales de la ciudad de la Venta representan el legado más importante de eta cultura. Estaban talladas en basalto y muestran rasgos faciales diferentes entre sí, por lo que podríamos pensar que retrataban el rostro de cuatro de sus gobernantes.

Sus colosales medidas van de los 2 hasta los 3 metros de altura y un peso de 8 toneladas. La contribución de estos monumentos supuso un gran esfuerzo, sobre todo para el transporte de las rocas desde el rio. Se cree que representaban solo la cabeza por pensar que es en esta parte del cuerpo donde se aloja el alma de los hombres.

También podemos encontrar rastros artísticos en sus pinturas y rocas talladas. Por lo general, encontramos las pinturas en las entradas de las cuevas, y se caracterizan por mostrar a alguno de sus gobernantes sentados junto a algún carácter sagrado para la civilización.

No podemos dejar de mencionar el Hacha Kunz, un hacha ceremonial elaborada en jade. Esta piedra era usada para representar al dios jaguar, por lo que podemos determinar que esta hacha tenía una importancia especial sobre otras herramientas y piezas ornamentales.

Se han encontrado 14 cabezas colosales para las que los expertos aun no tienen una respuesta unánime. Piensan que podrían ser los sacerdotes o gobernantes, pero también podrían ser los rostros de los sacrificados, como una forma de enaltecer su honor por su sacrificio.

Aportes a otras culturas

Esta cultura tuvo una fuerte influencia sobre otras civilizaciones posteriores, lo podemos evidenciar en la forma en la que otras culturas mesoamericanas trabajaron la escultura y la cerámica. Pero eso no es todo, la influencia olmeca determino la forma en la que las siguientes culturas llevaron sus artes y religión. Encontramos muchas similitudes en la forma de construir las pirámides, los rituales y las canchas para los juegos de pelota.

Algunos objetos olmecas han sido encontrados a muchos kilómetros del área geográfica en los que habitaban. También podemos encontrar la presencia de deidades olmecas en otras culturas, tal es el caso del dragón y la serpiente emplumada que fe usada por las mayas y los mexicas.

Organización social

Se organizaban de forma jerárquica, comenzando con los sacerdotes, gobernadores, siguiendo con los sirvientes y por último, los trabajadores de la tierra. Los sacerdotes eran los que tenían mayor rango en la sociedad y eran los encargados de elegir quienes serían los gobernantes.

El juego de pelota mesoamericano

Aunque el juego de pelota era una actividad ritual para elegir a los próximos en ser sacrificados, era en sí mismo una actividad que unía a los olmecas en una especie de acto recreativo y ceremonial.

Consistía en un juego con una pelota de hule en el que los jugadores debían usar las caderas para golpear la pelota. Los gobernantes eran los espectadores ms importantes y quienes daban la apertura al juego. El juego se disputaba para que al final el equipo ganador recibiera formidables recompensas mientras que el equipo derrotado debía entregar su vida en honor a los dioses. Sin embargo, esto no era para ellos un acto atroz o indeseado, pues tenían la creencia que al cruzar al más allá se encontrarían con los dioses.

La pelota y pieza fundamental del juego estaba construida con hule que obtenían de árboles específicos. Tal era la magnitud e importancia de esta tradición, que se contabilizaron más de 1500 canchas de juego alrededor de toda el área donde habitaban los Olmecas.

También asistían como espectadores de los juegos, los artesanos y agricultores olmecas a quienes se les daba un trato irrelevante por considerarlos los menos importantes de la jerarquía social.