Qué enfermedades cura el palo santo y cuáles son sus propiedades espirituales

También conocido como “madera sagrada”, el Palo Santo es una especie arbórea que, gracias a sus propiedades y aroma cítrico, es utilizado con fines energéticos para crear armonía, paz y tranquilidad en los ambientes.

Común en países como Guatemala, Perú, Ecuador, Honduras, Costa Rica y México, el Palo Santo ha sido utilizado desde tiempos ancestrales para curar tanto dolores físicos como enfermedades causadas por estrés.

A continuación, compartimos qué es el Palo Santo y cómo aprovechar sus beneficios.

 

¿Qué es el Palo Santo?

El Palo Santo, también conocido como “madera sagrada”, es una especie arbórea cuya madera es reconocida por su aroma intenso con un toque ligeramente cítrico.

Por ello, esta se utiliza ya sea en su estado natural o como incienso para fines energéticos, ya que ayuda a crear la sensación de armonía, paz y tranquilidad.

Sin embargo, que caracteriza al Palo Santo es que sus propiedades empiezan a aparecer cuando el árbol se seca y muere, es decir, tienen que pasar algunos años para que la madera empiece a desarrollar los componentes que generan su característico olor.

Al contener una gran concentración de limonene, sustancia natural que se extrae del aceite de las cáscaras de los cítricos, el Palo Santo tiene un olor dulce y leñoso, con toques de menta, eucalipto y limón.

¿Cuál es el origen del Palo Santo?

El origen del Palo Santo se remonta a épocas ancestrales, generalmente en países latinomericanos como Guatemala, Perú, Ecuador, Honduras, Costa Rica, así como México.

Las culturas prehispánicas solían utilizarlo para rituales religiosos y espirituales, para atraer la buena suerte, alejar la negatividad y para conseguir una mejor comunicación espiritual con sus dioses.

Cómo se llama el árbol de Palo Santo

El árbol Palo Santo, se encuentra principalmente en América del Sur y se conoce como “la madera sagrada” o bursera graveolens.

El Palo Santo es parte de la familia de los cítricos y tiene tintes dulces de pino, menta y limón. Su madera contiene un aroma que se evidencia cuando se quema como leña o es destilada.

Lo que hace tan místico al Palo Santo es que sus propiedades solo se desarrollan después de su muerte. Deben pasar muchos años, luego de haberse secado el árbol, para que la madera tenga todos los componentes que generan el mágico olor y pueda ser talada y usada.

 

¿Qué beneficios tiene el Palo Santo?

Cada vez hay más estudios e informes científicos sobre esta madera sagrada. Compartimos algunos de los usos más populares, basados en general en los beneficios del Palo Santo más difundidos en las distintas culturas.

  • El Palo Santo se utiliza en muchos países para expulsar las energías negativas y atraer las energías positivas. Según los estudiosos, equilibra las energías, buscando y aumentando todo positivo.
  • Limpia y purifica los ambientes, además de aromatizarlos.
  • Alivia la tensión nerviosa y ayuda a controlar las enfermedades o dolencias causadas por el estrés, potenciando la armonía y el bienestar. Estas bondades se adjudican a sus propiedades de limpieza física y espiritual.
  • Propicia la meditación, ya que relaja la mente e induce una sensación de entrega y abandono. Es muy usado en prácticas de Yoga, Reiki y aromaterapia. Se dice que su aroma intenso y convocante ayuda a profundizar la meditación en los momentos espirituales de contemplación.
  • Es afrodisíaco: estimula la dulzura y la capacidad de dar y recibir amor. Su cualidad terrosa y enigmática ayuda a mejorar la relación amorosa y espiritual en las parejas. Algunos sexólogos recomiendan utilizarlo en el dormitorio para lograr un momento mas íntimo y amoroso.
  • Eleva la autoestima y mejora el humor.
  • Aumenta la sensación de calma y bienestar en el hogar y los ambientes en general.
  • Es un repelente natural de mosquitos.
  • Es un talismán que llama a la buena suerte.
  • Respecto a sus propiedades médicas, algunos dicen que tiene propiedades antidepresivas, diuréticas, depurativas, antireumáticas y antisépticas, entre otras. Su principal componente es el Limonene (62,88% en el Palo Santo). Este potente elemento ayuda a prevenir algunos tumores.

¿Cómo se usa el Palo Santo?

La forma más común de usar el Palo Santo es como incienso o, en todo caso, encendiendo un pedazo de madera seca para esparcir el humo en un espacio determinado.

Sin embargo, para que la madera se mantenga encendida, hay que prender la llama cada cierto tiempo y dejarlo en un recipiente para que este se apague solo.

También, el Palo Santo se puede preparar en **infusión,** hirviéndolo 15 minutos a fuego lento, para luego dejarlo reposar 5 minutos, filtrarlo y tomarlo solo o con algún endulzante natural, como el azúcar de caña o miel.

Cómo limpiar tu energía con Palo Santo

Desde hace siglos, los chamanes y sanadores Incas, hicieron famosa las cualidades de limpieza de la madera y sus regalos de protección. Actualmente muchas culturas indígenas lo siguen utilizando; por ejemplo, los Maskoy usan el humo de una fogata de Palo Santo para ahuyentar a los malos espíritus del pueblo.

A diferencia de otras plantas de las que también se extraen inciensos, el Palo Santo sólo requiere que se encienda un pequeño pedazo de madera seca para liberar una nube de humo que contiene un aroma estimulante, aumenta tu vibración en preparación para la meditación y permite una conexión más profunda con la fuente de toda creación.

Periódicamente, se conocen nuevos usos y formas de aplicación. De hecho, en aromaterapia el Palo Santo se utiliza en forma de aceites esenciales obtenidos por la destilación al vapor de los troncos de la trenza. Este aceite esencial de palo santo se coloca directamente en la nariz a a través de un vaporizador, y sirve para liberar la tensión relacionada con el estrés y la depresión. También en aceites para la piel.

Cómo se usa el Palo Santo para la ansiedad

  • Encendé la madera. Conviene hacerlo con una vela.
  • Verás un humo negro.
  • Después de unos segundos apagalo agitando tu mano.
  • Recorré el espacio en el que quieras limpiar la energía.
  • Disfrutá del humo blanco espiritual y calmante del palo santo.
  • Colocá el palo en recipiente a prueba de fuego. La brasa se desvanecerá lentamente.
  • Podés volverlo a usar hasta que se te acabe.

 

Cómo hacer una taza de té de palo santo:

  • Cortar un trozo de palo santo en cuatro cuadrados separados.
  • Colocar un cuadrado en una olla por cada cuatro tazas de agua.
  • Llevar el agua a ebullición.
  • Reducir el fuego y dejar que el agua caliente hierva a fuego lento con una tapa encima durante otros cinco minutos.
  • Con un colador transferir el agua a una taza.
  • Dejar enfriar el té durante tres a cinco minutos.
  • Agregar elementos adicionales para realzar el sabor, como miel, canela o hierbas frescas, como romero o lavanda.

Oración purificadora con Palo Santo

Que se purifiquen tus manos, para que creen cosas bellas.

Que se purifiquen tus pies, para que te lleven a donde más necesitas estar.

Que tu corazón sea purificado, para que pueda recibir mensajes de forma clara.

Que tu garganta sea purificada, para hacer posible el hablar con razón, cuando se necesitan palabras.

Que se aclaren tus ojos, para que puedan ver los signos y maravillas del mundo.

Que esta persona y este espacio sean purificados por el humo de estas plantas fragantes.

Y que este mismo humo lleve nuestras oraciones, en espiral, hacia el cielo.