Plantas Sagradas

Plantas sagradas, aprender de ellas.
Si no estas seguro si las plantas sagradas son para ti, lee este articulo.

Hace millones de años los chamanes trabajan con las Plantas Sagradas.

¿Quieres saber si por ejemplo la ayahuasca o el peyote es para ti? Entonces lee este articulo.

Si crees que hay otras realidades y que puedes acceder a ellas, estas en lo cierto. Hace millones de años que los chamanes entran en contacto con estos universos paralelos.

¿Cuáles son las Plantas Sagradas?

Bien sea para resolver problemas, bien sea para acceder a soluciones o bien sea para sanar. Las plantas sagradas han estado en el uso de los curanderos, sacerdotes u hombres medicina desde siempre.

La toma de una planta maestra es un asunto serio y no se debe de jugar ni vacilar con él. Estas plantas son clasificadas por algunos gobiernos como drogas.

Sin embargo, el que ha entrado en contacto con ellas sabe que no tienen nada que ver y que sus efectos simplemente no sirven para montar una fiesta.

Preparación de la sagrada medicina

Preparar las plantas sagradas es un ritual en si mismo. Es un asunto muy serio del que se encargan los chamanes especialistas en las diferentes plantas.

La Ayahuasca, el Peyote o el San Pedro son distintos. Cada quien se encuentra con el que necesita en el momento en el que hace falta y con la debida preparación.

¿Qué beneficios tiene tomar Plantas Sagradas?

Las realidades, las formas, los caminos y las lecciones son individuales, no extrapolables e únicas.

Cada planta junto a cada maestro guía de forma diferente.

Comparten el mismo propósito: acercarte al infinito lo máximo que pueden para luego soltarte y caer al vacío; aunque no existan palabras que puedan describir lo que significa un buen viaje.

Resultado de una buena preparación de las Plantas Sagradas, va a ser lo más parecido a conocer la plenitud, estrecharle la mano al conocimiento y a la comprensión universal mientras que le sonríes a la felicidad.

Relacionados:

Comentarios Facebook

(1) Comments

Comments are closed.