Complejo arqueológico Qenqo

Qenqo
De Carolina Huamàn - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, Enlace

En el Valle Sagrado de los incas se encuentra el Centro Arqueológico Qenqo.

Fue un lugar de culto muy importante durante el incanato, en el cual adoraban a la Madre tierra, el Sol y las estrellas.

El lugar está conformado por dos áreas, Kenko grande que incluye las construcciones de las que hablaremos más adelante.

Mientras que por el lado oeste se encuentra Kenko chico, un espacio más deteriorado con algunas ruinas de muros y rocas labradas. 

Los españoles intentaron destruir el monumento.

Sin embargo, no pudieron derrumbarlo en su totalidad y aun hoy podemos disfrutar de lo que quedó de él.

Índice de Contenido

Ubicación

Se encuentra a solo 5 kilómetros al noroeste de la ciudad del Cuzco en Perú.

Son las ruinas incas más cercanas a la ciudad.

El santuario se ubica específicamente sobre el cerro Socorro a una altura de 3580 msnm.

Ocupa una superficie de 350 metros cuadrados.

Kenko grande está en la parte baja de la montaña, justo en el camino entre Sacsayhuamán y Písac.

Mientras que Kenko chico se sitúa sobre la ladera distanciado a 350 metros del primero.

Significado de Qenqo   

No se conoce el nombre real que los incas dieron al santuario.

Durante la colonia los españoles lo bautizaron como Q’inqu, una palabra quechua que en español significa laberinto.

También es conocido como Q’enqo.

Esta denotación surgió por la presencia de galerías subterráneas y distintas canaletas con formas zigzagueantes que recuerdan a un laberinto.

Se desconoce a ciencia cierta la finalidad de la construcción, se piensa que fue construida para rendir culto e invocar a Kaypacha.

Quien fuera un ser místico con forma de serpiente a la cual se le atribuía el poder de dar la vida.

También hay quienes suponen que este lugar se usó como espacio para comunicarse con otros dioses de la cosmovisión andina.

Entre estos el dios Sol, la luna, venus y las estrellas.

Artículos destacados

Complejo arquitectónico

qenqo-1
De Leon petrosyanTrabajo propio, CC BY-SA 3.0, Enlace

El monumento demuestra el alto nivel de pericia que desarrollaron los incas para tallar la piedra.

Dentro de él se evidencia un trabajo laborioso y muy preciso para darle la forma requerida a cada roca.

Las esculturas de los dioses en Q’enqo presentan una apariencia distinta a la que tenían originalmente.

Esto como resultado del daño causado por los opositores de la idolatría durante la colonia.

Atractivos de Qenqo

Uno de los principales atractivos del monumento es la Roca labrada, una gran colina rocosa con escaleras que dirigen hasta la cúspide.

En ésta además se encuentran distintas canaletas donde se pudo haber derramado el líquido sagrado utilizado en cada ritual.

En la cúspide se evidencia lo que pudo ser la escultura de un cóndor y un puma, animales sagrados incas.

El Intihuatana se sitúa sobre una roca pulida y consistía en 2 rocas pequeñas en forma cilíndrica con la cual podían calcular la posición del sol.

También se piensa que sirvió de observatorio astronómico para calcular el tiempo y las estaciones. Además de “Atar el sol”, un conocido ritual inca, y rendir culto a la luna y las estrellas.

Galerías subterráneas

El lugar está conformado por una serie de galerías subterráneas con estilo laberintico.

Debido al carácter ritual de Q’enqo, estas cavidades servían como resguardo seguro para realizar ritos ocultos.

Sala de sacrificios

Este espacio es uno de los mejor conservados en todo el recinto.

La cámara esta labrada por completo en una única y gigantesca roca.

En su interior se encuentra una gran roca con forma de asiento donde se supone se realizaban los sacrificios humanos y animales.

Además, en el área se observan paredes, techos, columnas, mesas, alacenas y hornacinas que reafirman la función ritual de la sala.

En el área también se realizaban los embalsamientos de los cadáveres.

Es muy impresionante ver el trabajo sobre estas inmensas rocas, considerando que los antiguos emplearon para ello ingeniería primitiva.

Anfiteatro

Se trata de un área semicircular de 55 metros que el imperio incaico usó para realizar ceremonias públicas.

Se pueden visualizar en la misma 19 nichos que quedaron inconclusos los cuales pudieron tener como fin ser el asiento de las deidades.

Aunque la función del recinto aún se continúa investigando, hay quienes sugieren que estos nichos pudieron ser la base de un inmenso muro.

En el área también se encuentra una gran roca de unos 7 metros de altura posicionada sobre una base rectangular. Se piensa ésta pudo haber tenido alguna forma zoomorfa.

Cusilluchayoc

Cusilluchayoc en quechua significa “Templo que tiene monos”.

Consiste en una estructura monolítica de 2 metros de altura.

Está situada al este de Quenco grande y en la misma percibe una piedra con apariencia zoomorfa, similar a la de un sapo.

También se puede ver en la obra tallada las formas de serpientes y monos, razón por lo que se le dio el nombre de Cusilluchayoc.

La canaleta Zigzagueante

Sobre la piedra labrada y cerca del Intihatana se puede visualizar una canaleta cuyo curso discurre en forma de zigzag.

Se piensa que en esta se depositaba la chicha o sangre de animales para los cultos.

El canal nace a partir de un pequeño hoyo y va descendiendo hasta dividirse en dos vertientes. Una se dirige hacia la cámara subterránea y el otro hacia la pendiente.

Sacrificios Humanos

qenqo cusco precio
By Haakon S. Krohn – Own work, CC BY-SA 3.0, Link

Dentro de la sala mortuoria conocida como sala de los sacrificios se realizaban los “Capacocha” o sacrificios humanos.

Como todos sabemos los incas realizaban ofrendas a sus deidades, entre ellas incluían el sacrificio de niños y animales.

Estos rituales tenían como objetivo armonizar etapas claves como las cosechas o la muerte de un superior.

De igual forma, podían realizarlas cuando ocurría un hecho trascendental o un desastre natural.

Los cultos se dirigían al dios Sol como forma de ofrenda para reforzar sus tierras y poder sobre las mismas.

Los padres de los niños ofrendados buscaban el título de Caciques y los que ya lo eran, lo hacían para ganar más poder y territorio.

Horario

El sitio está abierto a los visitantes desde las 6:00 am hasta las 06:00 pm.

¿Cómo llegar a Qenqo?

Desde la Plaza de Armas en el Cuzco podrás llegar en bus de 15 a 20 minutos dependiendo de tráfico.

Algunas personas deciden llegar caminando, en tal caso el recorrido dura 50 minutos aproximadamente tomando la ruta hacia Sacsayhuaman.

Las agencias de viajes ofrecen distintos planes y paquetes con visitas al sitio arqueológico Qenqo. Para acceder debes llevar contigo el Boleto Turístico del Cuzco.

Referencias y fuentes