La sanación espiritual para mente y cuerpo

El cuerpo físico no se desliga de la mente, ni de las emociones. Debemos ver el bienestar corporal de una manera holística, donde mente, cuerpo y alma se compaginan. Y desde ese punto de vista integral, buscar respuestas a las múltiples preguntas que nuestro cuerpo físico nos hace.

Todos los seres humanos contamos con la capacidad de sanar nuestro cuerpo y mente y, mejor aún, nuestras emociones. Para lograrlo debemos saber reconocer el origen de nuestros problemas. Una de las maneras de mantenernos sanos, es aplicar la inteligencia emocional.

¿Qué es la sanación espiritual y cómo debemos aplicarla?

Como se mencionó anteriormente, el bienestar del ser humano debe ser visto de forma integral. Un gran porcentaje de las enfermedades y problemas que invaden al ser humano radican en el plano espiritual.

La sanación espiritual no solo se centra en el  aspecto físico, va más allá y ataca la raíz de lo que está afectando al individuo. Debemos recordar que estamos hechos de energía espiritual y que interactuamos con otras dimensiones sin darnos cuenta. Esa energía universal que nos complementa, está siempre presente.

Todas las culturas del mundo han tenido especialistas en la sanación espiritual.

Nuestro cuerpo es un universo de energías que fluyen libremente cuando logramos la inteligencia emocional. Cuestión que nos permite superar cualquier problema de una forma eficiente y sanar desde nuestro interior.  La inteligencia emocional viene dada cuando reconocemos, aquellas emociones que transmitimos y dejamos entrar en nuestro alrededor.

Muchas veces vemos personas, que son afectadas por energías de baja rata vibratoria y sienten incomodidad cuando llegan a un sitio, pero no saben cómo expresarlos. Todos de alguna manera somos sensibles a esas energías, pero no siempre sabemos reconocerlo.

La sanación espiritual es un método que puede ser aplicado por la misma persona o por un sanador espiritual o chaman. Lo importante es que haya un pleno reconocimiento del problema y actuar.

Entre los métodos que una persona puede aplicar para sanar espiritualmente se encuentran:

  • La meditación.
  • El Reiki.
  • La limpieza de los centros energéticos o chacras. Esta limpieza puede ser realizada por la misma persona, por medio de visualización y meditación, o por un sanador espiritual a través de piedras o sonidos tántricos.
  • Piedras espirituales, agua bendita, aromaterapia etc.

Los sanadores espirituales se basan en nivelar las energías del individuo, hasta un estado tal que la persona pueda lograr limpiar su plano astral y de esa forma lograr su bienestar.

En todo proceso de sanación funciona, primero la aceptación de que existe un problema, luego analizarlo y saber que hacer o como enfocarlo. Sin embargo, la mejor sanación que un individuo pueda experimentar es buscar en su interior, pues todos somos energía cósmica, con un gran potencial para erradicar cualquier energía negativa y no benéfica de nuestra vida.

Somos polvo de estrellas, estamos hechos de una gran energía universal y somos capaces de hacer buen uso de esa energía. Ese poder interior te llevará a ser dueño de lo que te plantees, solo debes creer en ese poder. Anímate y se tu propio sanador.