¿Qué es la soberbia? Aprende a identificarla y controlarla

como curar la soberbia

En esta entrada vamos a hablar de la soberbia, un mal que afecta a muchas personas y los hace sentirse superiores. Aprende a identificarla y controlarla.

¿Qué es la soberbia?

La soberbia es la creencia de que somos superiores a los demás. Nos paraliza e impide que sigamos avanzando, nos hace sentir aislados.

Se presenta cuando las personas se sobrevaloran y desprecian a los demás y a sus opiniones. Por lo general, la persona soberbia hace todo para conseguir poder sin importarle si tiene que pasar sobre los demás.

La soberbia es un pecado capital, cuyo daño se relacionan con su sensación de superioridad, que actúa sobre los demás y exige una especie de adoración como si de un Dios se tratara. Es por esto que debe controlarse para no incurrir en faltas contra la divinidad.

En la religión judeocristiana se dice que el acto de rebeldía de Satanás, fue provocado por su soberbia. Quiso ponerse en el lugar de Dios y negocio su naturaleza servicial.

Podemos identificar como soberbio, aquella persona que no acepta que su estatus se ” rebaje” al mismo nivel que los demás.

La soberbia es producto de las mentes ignorantes qué desconocen la igualdad de todos los seres humanos. El sabio no se enoja ante la soberbia, al contrario, se ríe de su estupidez.

La trampa de la autoestima

Muchas personas elevan su autoestima más allá de lo que deberían y caen en la trampa del ego. Comienzan a comportarse con irritabilidad y rabia hacia sus congéneres.

También se relacionan con la soberbia, la arrogancia, altivez, altanería y el ser autoritario.

El poder es otra de las causas de la actitud soberbia. Cuando los seres humanos adquieren un estatus de poder se sienten superiores, lo que puede hacer que abusen de su posición.

Cuando un pueblo tiene un gobernante soberbio, pueden ocurrir dos situaciones. Qué el pueblo se vuelva sumiso y se deje pisotear por su gobernante lo que daría lugar a la tiranía. O que por el contrario, reconozca su dignidad y se imponga. Es así como las grandes luchas se dan cuando el pueblo se levanta por la reivindicación de sus derechos y denuncia los abusos de poder.

¿Cuál es la cura de la soberbia?

La única forma de controlar la soberbia es reconocer nuestra naturaleza finita y mortal.

Todos los seres humanos somos iguales y si nos comparamos con la magnitud del universo, comprenderemos que solo somos una partícula minúscula dentro del vasto espacio.

La humildad es la cura de a la soberbia. De igual forma, el conocimiento abre nuestra mente y nos ayuda a comprender lo que realmente somos.

El lado positivo

Digamos que la soberbia en sí misma no es buena, pero tener una autoestima saludable sí lo es. Es nuestra responsabilidad estar atentos y no pasar la línea entre ambas.

Lo que debemos hacer es reforzar nuestra autoestima para defender nuestros valores y derechos. Reconocer nuestro valor y darnos el lugar que merecemos sin dejarnos pisotear por los demás. Esto es importante que lo entiendan aquellas personas que no valoran su trabajo y lo regalan sin más.

Esperamos haberte ayudado a identificar si sufres de soberbia y aprendas a controlarla. Recuerda que el camino espiritual nos indica el sendero adecuado. Las personas soberbias permiten que su ego se abombe más de lo normal, no permitas que esto te pase a ti y que eso perjudique a las personas de tu entorno.